Gabriel da Silva, nuevo ECD

“Lo que más me ilusiona es hacer, hacer y hacer”

El arte, el diseño y la creatividad publicitaria. Swing Swing y Gabriel están hechos para estar juntos. A este brasileño le gusta combatir la indiferencia y que su trabajo trascienda.

Después de estar siete valiosos años en Swing Swing, Gabriel ocupó el cargo de Head of Art en la prestigiosa Saatchi & Saatchi en donde trabajó para clientes de la talla de Toyota España e internacional, Voltaren o Jacobs Coffee.

Ahora se incorpora de nuevo a nuestro equipo como Executive Creative Director. Un puesto desde donde liderará, junto a Judith Francisco, el departamento creativo de la agencia.
¡Bienvenido a casa Gabriel!

Lo primero que ves en la pared nada más entrar en la agencia es “What is your story? Gabriel, ¿cuál es la tuya?
Mi historia es la de Swing Swing, parte de lo que sé lo aprendí aquí. Y como un buen Swing, debía volver a casa.
Después de 7 años en esta agencia, me fui como Head of Art a la antigua Del Campo Saatchi, actual Saatchi & Saatchi Madrid, por el reto que suponía.
Allí pasé por muchas transformaciones internas, hasta acabar trabajando como Creative Director en proyectos internacionales del grupo.

Ya formas parte de Swing Swing, ¿qué puedes aportar a esta familia?
He visto como piensan y actúan personas de primer nivel y espero transmitir eso a todos. Mi mayor reto es que Swing Swing siga creciendo cada día a nivel creativo.

 ¿Y qué te puede aportar Swing Swing a ti?
Trabajar la arquitectura de marca y hacer las cosas bonitas y con sentido. Espero también empaparme de la frescura del equipo actual.

Completa la frase: la publicidad del en unos años será…
Digital, inclusiva, entretenida y no parecerá publicidad.

¿Qué es lo que más feliz te hace de esta profesión?
Ver como las ideas van ganando forma, como se construyen. Admirar como mantienen la luz sin perder el alma con la que se crearon.

¿Y fuera de ella?
Todas las disciplinas me interesan, pero no solo como espectador. Me gusta participar en todo tipo de proyectos, ya sean profesionales o personales. Lo que más me ilusiona es hacer, hacer y hacer.